Mejora la seguridad de tu hogar: artículos especializados

La seguridad de nuestras viviendas debería ser una de nuestras principales preocupaciones, sobre todo si vivimos en una casa antigua, en un piso bajo o quizá en un chalet alejado del centro urbano. Por desgracia pese a vivir en la era de la información rodeados de última tecnología los maleantes también se modernizan… ningún domicilio tiene la seguridad garantizada, ni tan siquiera los pisos nuevos de obra, ya que para cada medida de seguridad existe una forma de evitarla.

Lo mejor que podemos hacer para evitar disgustos, sobre todo si vamos a estar lejos de nuestro hogar una temporada, es sencillamente aumentar el número de elementos de seguridad de nuestra vivienda. Cuando alguien pretende entrar por la fuerza en nuestra propiedad por norma general intentará hacerlo lo más rápidamente posible, no solo tratará entrar en la casa lo antes posible sino que sabrá que cuanto más tiempo pase dentro más aumentará la posibilidad de ser descubierto, de que algún vecino vea la luz de sus linternas y llama a la policía… el factor tiempo es vital para el éxito o fracaso.

Por eso lo mejor que podemos hacer es ir sumando sistemas que aumenten la seguridad de forma que también aumenten las dificultades y por lo tanto el tiempo que necesitaran los ladrones para entrar en nuestro domicilio o en acceder a los objetos valiosos

Medidas de seguridad para puertas y ventanas

No es lo mismo una cerradura con un bombillo normal de obra que una con un cilindro de seguridad con sistema anti bumping y anti taladro. Una cadena poca protección añadirá contra aperturas no deseadas, pero un pasador de seguridad si puede ser un extra importante, existen modelos realmente sólidos y seguros. En conjunto puede redondearse con una barra de seguridad, bien telescópica o fija y reducida como la Door Jammer que harán muy difícil abrir la puerta aún cuando la cerradura haya sido forzada.

Si tenemos ventanas a baja altura que podrían ser utilizadas para entrar a nuestra propiedad también será vital protegerlas, existen ventanas de seguridad pero su coste es muy elevado, el método más habitual es añadir una reja extensible de acero galvanizado, por el interior de la vivienda también podemos instalar detectores de apertura de ventanas, no impedirán el acceso pero si este se produce el asaltante sabrá que ha sido descubierto.

Para el resto de la casa también son muy útiles los detectores de movimiento, es buena idea instalar uno cerca de la puerta por la misma razón, en caso de ser atravesada se activará bien una alarma que ponga de sobreaviso a cualquiera que la escuche o directamente se comunique con la empresa correspondiente de seguridad privada si tenemos contratado ese tipo de servicios.

Estos son solo unos pocos ejemplos de los muchos artículos que con un precio asequible podemos ir adquiriendo e instalando en nuestro hogar, aún podríamos sumarles otros como cajas de seguridad o videocámaras… y tú cuántos sistemas tienes en tu hogar?