¿Las leyes contra el femicidio son lo suficientemente fuertes para disminuir los casos?

El Femicidio se refiere a la acción de matar a una mujer solo por el hecho de ser mujer. Este delito forma parte de un gran acto de violencia y discriminación en contra de la mujer, trayendo como consecuencia el desajuste de la armonía que tiene que presentar una sociedad.

El 6 de julio de 2015, se publicó la ley de 1761 y fue presentada al Congreso de Colombia por Rosa Elvira Cely. El Bufete de Abogados Medellín, como partidario de los derechos de las mujeres y enemigo principal del femicidio, explica el objeto de dicha ley:

“Tiene por objeto tipificar el feminicidio como un delito autónomo, para garantizar la investigación y sanción de las violencias contra las mujeres por motivos de género y discriminación, así como prevenir y erradicar dichas violencias y adoptar estrategias de sensibilización de la sociedad colombiana, en orden a garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencias que favorezca su desarrollo integral y su bienestar, de acuerdo con los principios de igualdad y no discriminación”.

La ley de 1761 penalizó todo acto de odio en contra de las mujeres y desarrollo una serie de casos de agravación punitiva para salvaguardar a las mujeres más vulnerables.

A pesar de todo, todavía en Colombia se mantiene un alto índice de femicidios ya que solamente se ha abarcado aspectos legales y penales en contra de este fenómeno dejando afuera aspectos tan importantes que son esenciales para combatir esta anomalía, como lo son los aspectos educativos a tempranas edades y a lo largo del ciclo escolar teniendo como objetivo desarrollar la sensibilidad y valores como el respeto y comprensión hacia las mujeres.

Con respecto a esto, la comunidad legal organizada de Medellín declara que si se analizaran y cambiasen los aspectos penales y la formación a los niños colombianos para recalcar valores tan simples como el respeto y la educación,  pero importantes en una sociedad, se puede llegar a la meta más preciada que es disminuir y erradicar el feminismo en el país, y si es posible llegar más allá de las fronteras. Porque más allá, de un cambio de leyes, se hace referencia a un cambio en el comportamiento de la sociedad.