Pasos a seguir para vender oro

¿Realmente le están ofreciendo el mejor valor del oro en quilates por su joya? Si quiere vender sus joyas de tal modo que consiga el mejor precio por ellas, hay una serie de pasos que se recomiendan para tal fin.

 

¿Qué se debe hacer para obtener el mejor valor del oro que quiere vender? 

 

  • El primer paso es, evaluar el valor: según su antigüedad, marca y diseño. Debe saber que el estado de sus joyas no es impedimento, de ningún modo, para lograr la venta de oro con rentabilidad.

 

Probablemente, la mayoría de las joyas que ha decidido vender terminen siendo  fundidas para realizar otras que vayan con la moda actual. Ahora bien, debe prestar mucha atención en el caso de que puedan haber sido creadas por diseñadores de fama internacional, o si son relojes de marca reconocida internacionalmente o antiguas monedas de oro de inversión, puesto que, si este es su caso, los coleccionistas le podrían dar mucho más dinero, a diferencia de venderlas sólo por su peso y pureza.

 

  • El segundo paso que debe realizar es, asegurarse de conocer cuánto pesa realmente la pieza que quiere vender. Utilice la báscula de la cocina para confirmarlo. Se requiere que precise los gramos al detalle. Esta recomendación se hace, dado que algunos establecimientos poco confiables, lamentablemente, usan balanzas alteradas que no indican el peso real de su joya, reduciendo su margen de ganancia por el valor del oro que ofrece.

 

  • El tercer paso consiste en separar las joyas según su pureza. En el caso del oro la pureza se mide en los quilates que posea. Para ello fíjese en la impresión numérica grabada que posee la joya. Comúnmente se encontrará la inscripción 18K en las joyas, cuyo significado es: 18 quilates. Aquellas piezas que marcan 24k (24 quilates), poseen una pureza de 99,9 en términos porcentuales y se consideran “Oro puro”. Las que marcan 18k (18 quilates), poseen una pureza de 75%, y se les denomina: “Oro de Primera Ley”. La otra denominación más común es 14k (14 quilates) cuya pureza se calcula en 58,5% y se le conoce como “Oro de Segunda Ley”.

 

  • El cuarto paso es descontar piedras y engastes (o monturas). Para calcular adecuadamente el precio de sus joyas, debe descontarse todo lo que no sea metal precioso. Además, debe rebajarse entre un 15 y un 20% de su valor en dinero, considerado como margen de ganancia con el que se quedará quien le compre sus piezas.

 

  • El quinto paso es informarse acerca del precio del oro del día. En la web conseguirá toda la información pertinente, pues éste se actualiza diariamente. Una vez que determine el precio de las piezas, ciertamente no tendrá garantizado el dinero que recibirá, pero tendrá una referencia importante para la negociación real, llegado el caso. Primero se calcula el precio en gramos y se convierte a onzas, pues, mundialmente es la medida con la que se comercia el oro. Luego, se debe hacer la conversión de este valor (lo más probable es que se encuentre en dólares) a su moneda local. Al llegar a este punto, se relaciona el peso que ha calculado de su joya, con el valor que se obtuvo al principio de este paso.

 

  • El sexto paso es comparar precios. Antes de tomar la decisión final, es necesario que compare el precio que distintos establecimientos ofrecen pagar por el oro. Esta acción le permitirá escoger la mejor oferta por su pieza. Regatear se permite, pues cada comercio ofrece su precio, según su consideración. Arriésguese, entonces. Y recuerde que, mientras más consulte, mayor probabilidad habrá de que consiga el mejor precio.

 

  • El séptimo paso es tasarlas en un lugar confiable. Tal vez usted tenga un joyero conocido o algún familiar con experiencia en el ramo. Diríjase a algún establecimiento de amplia experiencia y prestigio en la compra y venta de oro para tasar las piezas. Es inconveniente que haga valorar sus joyas en casas de empeño, porque le ofrecerán menos dinero, pues de ello depende su negocio. Lo mejor es que acuda a las joyerías o casas tradicionales de compra y venta de oro y plata.

 

Le invitamos cordialmente a revisar el portal de la Joyería Santa Caterina; donde le brindarán toda su experiencia y reputación, o si lo prefiere, venga a vernos. Estamos ubicados en el centro de Barcelona, donde ofrecemos el mejor precio para su oro y plata y/o visítanos en http://www.comprooroplatabarcelona.es/