La mejor equipación para electricistas y técnicos instaladores

El oficio de electricista es sin ninguna duda uno de los más practicados en nuestro país, y también uno de los de mayor riesgo y que más accidentes provoca cada año. Una serie de accidentes que en gran medida surgen por no ir bien equipados y no llevar una indumentaria adecuada que sea capaz de proteger a los trabajadores. Por ello hemos querido darte una serie de consejos para coger la mejor equipación para el electricista así como técnicos instaladores, y asegurarte de que no falten algunos instrumentos básicos como guantes anticorte, gafas de protección, botas, herramientas, etc. De modo que si te dedicas a la electricidad, no dudes en prestar mucha atención y tomar nota. ¡Comenzamos!

Claves para disfrutar de la máxima seguridad en el trabajo de electricista

Antes de nada, lo primer que tienes que hacer es analizar y evaluar a conciencia todos los riesgos existentes a los que te tienes que afrontar durante tu trabajo, que no son pocos, y que aumentan enormemente cuando no se está debidamente preparado.

Es indispensable contar con un vestuario y un calzado laboral adecuado, que aunque es posible que varíe en función de la tarea que tengas que desempeñar, por lo general sirven para la gran mayoría. Debes tener en cuenta que al trabajar te enfrentas a una alta tensión, pero también a una baja tensión.

Además de llevar un mono adecuado que sea capaz de proteger todas las zonas de tu cuerpo y te mantenga al margen de cualquier accidente, lo más importante en cuanto a protección se refiere en el oficio de electricista posiblemente sean las manos, ya que las utilizamos prácticamente para todo.

Por ello es necesario contar con unos guantes anticorte de máxima calidad, y que además sean aislantes de la electricidad, sin duda alguna, el punto más importante que debes tener en cuenta. Existe una enorme variedad de posibilidades a la hora de escoger guantes de protección para electricistas, por lo que te recomendamos que elijas los más adecuados en función de tu manera de trabajar.

Y además de las manos, también es fundamental proteger los pies, ya que es muy probable que a lo largo de tu trabajo sufras caídas que puedan poner en riesgo tu seguridad y dañar fuertemente tus pies.

Ya lo sabes, ahora que ya sabes qué es todo lo que necesitas para disfrutar de la máxima seguridad, protégete como debes y trabaja de manera totalmente segura.