El regalo que encantara a tus hijas

No sé si habrá alguien en la misma situación, en la de no saber que coger a sus hijos para esta navidad en lo que se refiere a regalos,en mi casa los catálogos de juguetes llegaron hace ya tiempo, y la verdad es que ni siquiera han sido ojeados por mis hijas, los tengo guardados en un cajón, estuvieron mucho tiempo a su alcance y la verdad es que no les ha dado por mirar ni siquiera lo que hay, ellas lo tienen claro quieren videojuegos para la videoconsola, la verdad es que es con lo que más se entretienen, y escomo te das cuenta que al menos el dinero no estará tirado en cajas en un trastero.A mí la verdad es que me da pena, ver cómo ha cambiado todo con el tiempo, la forma de jugar, la forma de entretenerse, los niños de manera contada piden a los reyes un balón, prefieren los videojuegos antes que salir a las porterías de su barrio.

Por eso quizás haya llegado la hora de poner pies en polvorosa, de hacerles ver que su vida no es solo jugar a los videojuegos, que hay vida más allá y que ahora es el tiempo de descubrirla, que no está mal que jueguen un rato y que el resto del tiempo lo empleen en jugar de otra manera. Es por lo que a mí particularmente me gustan tanto los sitios como mercamaterial.es papelerías online muy completas en las que se puede encontrar de todo, tan solo debemos echar un vistazo a su catálogo para ver qué es lo que nos ofrecen, por ejemplo, en todo lo relacionado con material de manualidades, volver a lo que hacíamos nosotros antes, a conseguir hacer con la imaginación todo tipo de cosas, con todos los materiales con los que se cuentan es fácil crear miles de cosas como las mulecas fofuchas, que en su día estuvieron tan de moda.

Pues bien, somos nosotros los padres los que debemos mantener esa llama encendida, somos nosotros los que debemos enseñarles de que manera jugar y de qué manera entretenerse, y hacerles ver que hay cosas también muy divertidas, ir a lo fácil puede resultar ser muy cómodo, pero al final nos vamos a ir dando cuenta con el tiempo del terrible error que hemos cometido, así que antes de tener que subsanar tratemos de evitar.