Propiedades y beneficios de la Manteca de Karité

 

Extraído de las nueces del Árbol Karité originario de África del Oeste, la Manteca de Karité es un ingrediente natural que se mantiene sólido a temperatura ambiente. El Árbol Karité da como fruto unas nueces que se machacan, hierven y manipulan para extraer una manteca de color claro a la que se le conoce como Manteca de Karité. Esta manteca está principalmente compuesta por ácido oleico, ácido esteárico y ácido linoleico entre otros. En contacto con la piel se derrite debido al calor corporal adquiriendo una textura más líquida que se absorbe fácilmente por la piel.

 

La Manteca de Karité es conocida por sus muchas propiedades entre las que destacan su capacidad curativa e hidratante beneficiosa para diferentes afecciones cutáneas. También tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas que contribuyen en el bienestar de la piel. A menudo se utiliza como hidratante en cremas, lociones y otras emulsiones para el cabello y la piel. Es rico en grasas que le confieren propiedades emolientes e hidratantes y también ha demostrado tener una acción antiinflamatoria y antioxidante. De esta forma puede ayudar a reducir la inflamación de las pieles dañadas y a reparar los daños causados por los radicales libres.

 

También contiene vitaminas A y E que ayudan a mantener la salud de la piel además de proteger la piel de los daños de los rayos solares. Estos componentes le confieren un factor de protección solar medio que además calma la piel seca y mejora su elasticidad mediante sus agentes anti-envejecimiento.

 

Entre sus componentes principales encontramos:

 

  • Ácidos grasos: la Manteca de Karité contiene cinco ácidos grasos principales como el palmítico, esteárico, oleico, linoleico y araquídico. El ácido esteárico le proporciona su consistencia sólida mientras que el ácido oleico influye en la dureza o suavidad de la manteca.
  • Compuestos fenólicos: La Manteca de Karité contiene 10 compuestos fenólicos que son conocidos por sus propiedades antioxidantes. Sin embargo, la concentración y el porcentaje relativo varía de región en región dependiendo del estrés ambiental que soportan los árboles.
  • Vitamina E: esta vitamina también conocida como tocopherol se encuentra en versiones diferentes en la Manteca de Karité. Sin embargo, como en el caso de los compuestos fenólicos, su concentración también fluctúa dependiendo del clima y otros factores como el método de extracción.
  • Vitamina A y vitamina F: se encuentran de forma natural en la Manteca de Karité. Estas vitaminas pueden ayudar a tratar las pieles afectadas por eczema o dermatitis además de ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro.

 

 

Manteca de Karité Refinada y sin Refinar

 

Actualmente podemos encontrar diferentes marcas y variedades de Manteca de Karité en el mercado, pero lo más recomendable es consumirla pura, sin refinar, ya que es la forma más natural y en la que más nutrientes conserva. Al no estar procesada la Manteca de Karité tiene un color amarillento y puede contener algunas impurezas. Su extracción y elaboración manual le permiten conservar las vitaminas, minerales y otros nutrientes y propiedades.

 

Sin embargo, la Manteca de Karité refinada es una forma procesada del producto. Este producto pasa por diferentes procesos en los que se desodoriza, se blanquea y se le añaden perfumes, aditivos y conservantes con fines estéticos y atractivos para el consumidor. Todo este proceso hace que la Manteca de Karité resultante sea blanca y muy suave, pero cuantos más procesos se llevan a cabo mayor valor nutricional pierde el producto.

 

Además, si se pretende incorporar la manteca en la formulación de un producto cosmético, en ocasiones la procesan aún más para una incorporación más fácil destruyendo las propiedades restantes.

Implantes Dentales de Zirconio

La pérdida de dientes es un problema muy común que afecta a un gran número de personas, ocasionando grandes inconvenientes psicológicos además de variación en los hábitos de hablar y sonreír. La solución a este problema es un implante, el cual es colocado mediante una cirugía. En la clínica dental en Vélez Málaga son especialistas en implantes dentales y nos explican en que consisten este tipo de implantes tan novedosos.

Materiales utilizados para implantes dentales

Durante muchos años se han realizado varias investigaciones experimentales con diferentes tipos de materiales utilizados en los implantes dentales, los cuales fracasaron por no ser biocompatibles o porque no evitaban la acumulación de bacterias. El objetivo principal de esta búsqueda, es hallar un material resistente, seguro y que presente gran similitud al esmalte de los dientes, mejorando a los implantes de metal o porcelana  usados para la sustitución de la pieza faltante.

¿Qué es el Implante de Zirconio?

Es un tipo de implante dental de material cerámico, fabricado con un elemento químico denominado zirconio. Aunque los implantes cerámicos dejaron de usarse debido a su fragilidad, altos índices de pérdida de integración y fractura, el zirconio proporciona una “versión mejorada”, ya que está libre de material metálico, es de color blanco, es muy natural y de extraordinaria resistencia y dureza, otorgando seguridad ante posibles fracturas.

Adicionalmente, es de gran biocompatibilidad (no es rechazado por el organismo) y tiene buen comportamiento intraóseo (igual o mayor al del titanio), siendo capaz de soportar fuerzas elevadas, lo que permite su aplicación tanto en la parte anterior como en la posterior de la cavidad bucal.

Principales diferencias entre los Implantes de Zirconio y de Titanio

El titanio es el material perfecto para los implantes, por ser biocompatible, sumamente resistente a la corrosión que existe en un entorno húmedo como la boca, así como capaz de soportar grandes presiones.

Sin embargo, es frecuente que existan dificultades y complicaciones estéticas si se sustituyen dientes en la zona anterior y superior de la boca, en la línea de la sonrisa, especialmente en los casos con retracción o pérdida de superficie en las encías, ya que tiene un color metálico que llama la atención.

Este problema es resuelto por el zirconio, el cual se iguala al color y traslucidez exacta de un diente natural. Adicionalmente, los implantes dentales de zirconio son menos alergénicos que los de titanio y poseen mayor grado de osteointegración.

Ventajas de los Implantes de Zirconio

Entre las ventajas que presentan los Implantes de Zirconio de encuentran:

  • Aportan a la boca una imagen muy parecida a la de los dientes naturales, lo cual permite obtener resultados altamente estéticos.
  • Es un material muy resistente y duradero.
  • Mínima adherencia de la placa bacteriana.
  • Boca libre de metal.
  • Biocompatibilidad, por lo que no es rechazado por el organismo.
  • Similar o superior grado de osteointegración al del titanio.
  • Posee alta resistencia a los cambios de temperatura.
  • Es una gran opción para los pacientes alérgicos a materiales metálicos.

 

Implantes Dentales All on Four

En la actualidad, existe gran cantidad de personas con problemas bucales, en especial, pérdida de dientes, lo cual ocasiona dificultad en la funcionalidad oral y problemas de estética.  Es por ello que cada vez es más frecuente la colocación de implantes dentales, impulsando así el desarrollo del sector de la implantología, con la creación de nuevas técnicas que mejoren la calidad de vida del paciente. En nuestra clínica dental en Vélez Málaga somos especialistas en esta novedosa técnica.

Técnica All on Four

Una de las soluciones más confiables y avanzadas es fijar permanentemente dientes prostéticos reales (nuevos reemplazos) a implantes dentales anclados en la mandíbula. Para ello, la técnica más novedosa y recomendable en la actualidad, es la All on Four, la cual simplifica considerablemente el proceso.

Esta técnica representa la Implantología de última generación y consiste en efectuar el mismo día de la cirugía una colocación inmediata de la prótesis dental. Permite además realizar extracciones, eliminar la infección y colocar los implantes y dientes de la parte superior e inferior de una manera fija, utilizando un menor número de implantes dentales, adaptándose a cualquier paciente y proporcionándole una confiable recuperación.

El nombre de este método viene dado por el uso de cuatro implantes en cada maxilar, dos implantes rectos al centro y otros dos inclinados y ubicados de extremo a extremo, lo cual elimina la necesidad de injertar hueso de forma previa, brindando un mayor porcentaje de éxito en comparación con el resto de las técnicas dedicadas a la Implantología. Por tanto, ya no es obligatorio insertar 8 o 12 implantes.

Otra virtud de All on Four, es que es un tratamiento poco invasivo. Los implantes colocados son de titanio, un material biocompatible y muy resistente, que se integra en el hueso con muy buenos resultados y que prácticamente no admite rechazo ni alergia. Por lo tanto, los mismos se ven y funcionan igual que los dientes reales, su limpieza se debe mantener con una buena técnica de cepillado y uso del hilo dental.

 ¿Cómo es la cirugía?

Consiste en un procedimiento sencillo, con anestesia local y sedación, de manera tal que el paciente alcanza un estado de relajación profundo.

De ser necesario, se realizan las extracciones correspondientes y se colocan los implantes dentales que sujetarán la prótesis. Al finalizar la cirugía, se adapta la prótesis transitoria, por lo que el paciente vuelve a su casa el mismo día con total funcionalidad en su boca. Culminado el proceso de cicatrización (de tres a cuatro meses), se procede a entregar la prótesis definitiva.

Cuidados Post-operatorios

El paciente debe utilizar antibióticos y analgésicos de acuerdo a la receta médica, efectuar revisiones en consulta del dentista que le haya intervenido y tener una dieta blanda durante el primer mes.

Ventajas de la técnica All on Four

  • Provee al paciente de dientes fijos el mismo día de la cirugía, recuperando de forma inmediata la funcionalidad bucal y la capacidad estética, mejorando de forma rápida y eficaz su calidad de vida.
  • El tiempo de tratamiento es más corto, dado que el número de intervenciones se reduce significativamente.
  • Los implantes utilizados son de titanio, un material biocompatible, capaz de integrarse en el hueso y tolerante a los tejidos blandos.
  • Es prácticamente inexistente la posibilidad de producir alergia o rechazo.
  • Disminuye considerablemente los costos del tratamiento, ya que se reduce el número de implantes a colocar, respecto a otras técnicas convencionales.