Aprende a identificar si un seguro es una estafa

Tener un seguro es importante para todas las personas a nivel general, puesto que no sabemos lo que pueda pasarnos en el día de mañana y debemos estar preparados para cualquier eventualidad, ya sea por culpa de nosotros mismos o de un tercero.

Existen normas legales que exigen el uso de un seguro, uno de los ejemplos más clásicos son los seguros de autos, los cuales son obligatorios, puesto que al manejar no solo arriesgamos nuestras vidas, sino la de terceros desconocidos.

Es por ello, que al momento de contratar un seguro debemos tener la certeza de que el mismo funciona, pues las estafas son lo más común en estas situaciones, por lo que, hoy hablaremos sobre cómo identificar una estafa y así no tener que recurrir a unos abogados en seguros en el momento del siniestro y así evitar momentos embarazosos.

Las formas más comunes de estafar

La primera forma de estafar de la cual hablaremos hoy son las de los terceros intermediarios en la contratación, normalmente existen personas que son corredores de seguros, son aquellos que se encargan de realizar toda la gestión entre el asegurado y el seguro, sin que ninguno de los anteriormente mencionados tengas un relación presencial.

Aunque no hay que generalizar a todos, pues hay personas que si realizan el trabajo correctamente, si es una de las maneras más comunes en las cuales las personas caen, por lo que, se recomienda tener cuidado con todos aquellos que ofrecen un seguro y prometen hacer toda la gestión.

La segunda forma de identificar una estafa, es el costo por el cual está dispuesto a pagar un seguro, es decir, el pago que prometió dar en caso del siniestro, pues no cualquiera aceptaría pagar una gran suma, recibiendo un pago bajo, por lo que, resulta bastante sospechoso.

Así pues, lo primordial en todos estos casos es que puedas cerciorarte que ya sea una persona que intermedie entre el seguro,  o el seguro mismo tenga una buena reputación, es decir, no digas que si a lo primero que se te pueda ofrecer, sino que evalúes las opciones.

De igual forma, debes tener en cuenta que el seguro sea de los que realmente cumplen con lo que prometen al momento del siniestro, y que la estafa no sea el hecho de no responder ante el mismo, sino que no cumplan con lo que dijeron al comienzo de la relación contractual, o solo con una parte de ello.